Buscar
  • inquinat s. a.

Planta de agua desmineralizada llave en mano- ENEL - Buenos Aires.

Actualizado: ene 10

En diciembre de 2020 se finalizó el montaje y la puesta en marcha de la planta de producción de agua desmineralizada para la firma ENEL Generación Costanera. El proyecto incluía el suministro llave en mano de una planta de producción de agua desmineralizada con capacidad para producir 120 m3/h de agua ultrapura apta para cumplir con los requisitos de calidad necesarios para las centrales de generación eléctrica.


Se suministraron dos trampas orgánicas , un equipo de ósmosis inversa y un sistema de electrodeionización. El sistema es apto para procesar agua proveniente de la planta clarificadora del cliente y también agua de red, con flexibilidad para ser combinado con los equipos ya existentes en la planta.

Se suministraron 3 contenedores de 40 pies, uno de ellos conteniendo la ósmosis inversa, el segundo los módulos EDI y el tercero que se acondicionó como sala eléctrica, donde se ubicó el CCM, el tablero de iluminación exterior, el tablero de incendio, las fuentes de alimentación de los EDI, el tablero de control principal y las UPS de respaldo para los PLC redundantes.

El proyecto contempló la instalación de un sistema de preparación de salmuera para las trampas orgánicas, incluyendo la plataforma de carga con su sistema de elevación. También se suministró el tanque de almacenamiento de hidróxido de sodio y las bombas dosificadoras para la inyección de los regenerantes. Para el sistema de ósmosis inversa se suministraron dos tanques de agua permeada en construidos en PRFV y con filtros de cal sodada para evitar la contaminación con CO2 atmosférico.

La instrumentación de la planta contempló doble y triple redundancia en aquellos instrumentos que miden parámetros críticos para el proceso y la seguridad de los sistemas y personas. Además se suministró un SCADA y una PC ubicada en la sala de operaciones, que permite la supervisión y control de todos los equipos provistos, también existe la posibilidad de operar cada equipo mediante las HMI ubicadas en los respectivos tableros locales. El tablero de control principal dispone de dos CPU trabajando en forma redundante, y el CCM fue diseñado de tal forma de poder ser alimentado desde dos líneas diferentes, con un sistema de transferencia automático, lo que asegura el suministro continuo de energía.






106 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo